¿Cómo sobrevivir en Irlanda? Manual básico y consejos prácticos

February 13, 2018

Llegué a Irlanda como tantos otros españoles (y mexicanos, y argentinos, y brasileños e italianos...) en el año 2013. A lo largo de estos años he aprendido un par de cosas que espero que os sirvan de algo a la hora de vivir en este mágico país. He aquí una recopilación de consejos/manual de supervivencia en Irlanda... 

 

1) Supera el clima. Es sólo lluvia...no muerde. Sí, es duro pensar en el solecito, en la comida de mamá, en los precios de unas raciones en España... Pero hay que superarlo. Os dejo uno de los mejores consejos que me han dado cuando llegué aquí: 

 

"No dejes que la lluvia o el clima te derroten. Aunque llegues a casa cansado y veas que hace un día horrible, esfuérzate por salir. Encerrarse en casa un día es comprensible, pero si te habituas a ello no saldrás nunca y acabarás deprimido."

 

 

 

2) Un paraguas casi nunca funciona. El viento es una constante en estas islas y la mayoría de paraguas suele romperse (escena bastante habitual en la calle y a menudo cómica, con esa batalla humano/paraguas que sabes que ganará el paraguas), por lo que os recomiendo que invirtáis algo de dinero en un buen abrigo que os proteja de la lluvia y el viento. Hay que equiparse también con un buen calzado...

 

3) Intenta mezclarte con la población local. Al contrario que en otros países donde la gente es más seria, el irlandés destaca por ser una persona jovial y habladora. Ellos mismos aseguran ser un poco "nosey" o "inquisitive" (curiosos, entrometidos, algo cotillas), pero siempre en el buen sentido. Si por algo destacan los irlandeses es porque les encanta mantener una conversación. Un pub es un lugar de reunión, un sitio para socializar. Incluso en los países latinos, en ocasiones, nos resulta raro que un/a desconocido/a se dirija a nosotros en un bar. Y es que en el fondo solemos olvidar precisamente que estos ambientes son los emplazamientos perfectos para charlar, debatir, compartir opiniones o arreglar el mundo a nuestra manera. Si vas a un pub y alguien se dirige a ti participa, practica inglés y disfruta del encanto de una conversación con alguien local.

 

 

 

4) Comida. Olvida la gastronomía de tu país... ¿o no? Que no te engañen: vivimos en un mundo glabalizado. Aquí puedes encontrar todo tipo de productos para cocinar (más o menos, también hay excepciones) las mismas recetas que en tu tierra. Además en la isla hay una carne de primera categoría (la ternera Angus de Irlanda y Escocia), un cordero magnífico, buen pescado y marisco (aunque las pescaderías en Dublín no abundan...) y cómo no...

 

 

5) ¡¡Patata!! Sí, parece un estereotipo pero es totalmente cierto. Prácticamente cada receta tradicional va acompañada de patata en cualquiera de sus formas: puré de patata, patatas fritas, patatas cocidas, patatas asadas... Absolutamente todo lleva patata. La patata nos proporciona hidratos, algo necesario para el aporte energético del organismo. Yo particularmente estoy encantado porque me gusta mucho este producto, y es genial comprobar que el puré no es industrial ni las patatas fritas son congeladas. Aquí casi siempre es 100% natural.

 

6) Cerveza (y whiskey). Si te gusta la cerveza estás de suerte: Irlanda es uno de los países con mayor cantidad (y calidad) de cervezas locales. La cerveza y la sidra se sirven en pintas (algo más de medio litro). No obstante, si eres varón y pides media pinta te miran algo mal... ¡Por suerte yo no tengo ese "problema"!  El Whiskey irlandés (el irlandés tiene esa "ey" final, mientras que el escocés sólo acaba en "y") es conocido en todo el mundo por su calidad. Nunca le digas a un irlandés que el whiskey procede de Escocia, dado que te explicarán que procede de la palabra gaélica "Uisge beatha", que significa algo como "agua de la vida" (¡qué poético!). Para más información sobre el disputado origen del whiskey os dejo un enlace interesante... http://www.irishwhiskeymuseum.ie/news/its-true-whiskey-originated-in-ireland/

 

 

7) La Guinness aquí sabe mejor. No lo digo por decir. Con el transporte pierde propiedades, así que la mejor pinta de Guinness la encontraréis en Dublín, donde se encuentra la fábrica. Además hay que saber cómo "tirarla", algo que en muchos países se desconoce. Y luego pasa lo que pasa...¡Que no sabe igual! Aquí es mucho más cremosa y suave.

 

 

8) No dejes que la verdad estropee una buena historia. Y es que el carácter local es así. Ya desde la antiguedad los celtas destacaban por ser extraordinarios cuentacuentos. Narrar es todo un arte. No es lo mismo contar una historia de forma plana y aburrida que expresarla con gestos, cambios en el tono y el volumen de la voz o mediante matices que hagan que podamos revivirla mentalmente a la perfección. Y en este sentido los Irish juegan con ventaja. No obstante también lo usan en su favor, pues tienden a exagerar las anécdotas para hacerlas más divertidas o interesantes. Esto, particularmente, me parece algo genial. Pero no os creáis todo lo que escuchéis... :p

 

9 ) Si sales con irlandeses, NUNCA es sólo una pinta. Aquí tienes que asumir que se suele hacer rondas. De hecho, si un amigo del grupo se escapa sin pagar, queda condenado al exilio en el grupo de amigos.... Una de las peores cosas que le podéis llamar a un irlandés es "tacaño"...(ya podría aprender más de un amigo mío de los irlandeses...ejem ejem...).

 

10) Pedir perdón y dar las gracias. La gente en el mundo anglófono es extremadamente educada. Te piden perdón hasta por rozarte en la calle. Así que lo suyo es corresponderles y ser igualmente educado. También es común dar las gracias por cada pequeña cosa; como ejemplo, cada vez que bajas del autobús no te olvides de dar las gracias y despedirte del conductor.

 

11) Despedidas eternas. Cuando hablas por teléfono con alguien local las despedidas suelen ser eternas. Puedes pasar un minuto (literalmente) diciendo: "Thank you...that will do, yeah...bye...bye bye...see you....bye bye bye...". Es gracioso ver a gente en la calle despidiéndose al teléfono, dado que sabes perfectamente que al otro lado de la línea, en alguna otra parte del país, habrá otro interlocutor diciendo "bye" sin parar...

 

12) Si amas el senderismo, es fácil y accesible salir de Dublín y sumergirse en plena naturaleza. Irlanda tiene algunos de los países más increíbles del mundo, y desde Dublín hay muchas alternativas (cerca de la ciudad) para sumergirse de lleno en esa Irlanda Celta que siempre vemos en las películas.

 

 

13) Té. Sí amigos...el café es el gran sacrificado en la isla. Aunque hay un par de sitios donde el café sabe bien, en general se toma bastante aguado. En cambio el té es algo sagrado... Llegas a acostumbrarte a beberlo como la mayoría de irlandeses: con un chorrito de leche. En ese momento SABES que estás totalmente integrado en el país. Yo ya lo desayuno a diario...

 

14) ¿Por qué no hacer un tour por la ciudad o el país conmigo? Sí, puede sonar a topicazo, pero es estupendo realizar un tour por la ciudad al poco tiempo de llegar a ella.  Conocer la historia de un lugar hace que entendamos mejor el carácter de su gente, el alma de la ciudad, sus secretos y anécdotas más divertidas y sus curiosidades (a veces invisibles al ojo humano).

 

 

Para más información no dudéis en poneros en contacto conmigo a través de:

 

Facebook: Alvaro O´rdoñez - tu tour guide en Irlanda

Mail: paseandoporirlanda@gmail.com

Web: www.paseandoporirlanda.com

 

Espero que esta pequeña guía os sea útil y...¡¡mucha suerte en la aventura irlandesa!!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Último post (del año): Balance de 2018 y...Feliz 2019!

December 31, 2018

1/3
Please reload

Recent Posts