¿Qué hacer en Dublín en los días de sol?

Sí, amig@s... puede parecer una pregunta absurda. Pero ante la poca presencia del astro rey en nuestro día a día, al verlo aparecer en el cielo nos planteamos: ¿Qué es eso que quema la piel y da luz y calor? ¿Acaso los dioses celtas están jugando con nuestras mentes?

Los días de sol serán escasos en la Isla Esmeralda, pero si nos ponemos en modo optimista es precisamente su escasez lo que los hace muy especiales. De hecho el país y sus paisajes lucen mucho más bonitos, si cabe, bañados por la luz solar.

Así que aquí os dejo tres sugerencias para que aprovechéis los días despejados en la capital irlandesa...

- Paseo en bici y picnic en Phoenix Park: Se trata de uno de los parques amurallados más grandes de Europa. En él podeis alquilar bicicletas por horas y recorrerlo, viendo ya de paso una antigua fortaleza militar del siglo XVIII, la casa del presidente de Irlanda o la Embajada de Estados Unidos. La estrella del parque son los gamos (siempre les he llamado ciervos, pero soy un inculto en zoología), que no dudarán en lanzarse a por vuestra comida...¡así que cuidado si no queréis quedaros sin bocadillo! El lugar es idílico para meditar, hacer yoga, organizar un picnic... ¡Muy recomendable!

- Visitar St. Stephen´s Green y Merrion Square: Dos de los parques más famosos de la ciudad. El primero cuenta con un estanque con cisnes y patos. Tomar el sol mientras contemplas el pequeño lago puede llegar a resultar hipnótico, siempre y cuando no estéis rodeados de miles de personas (algo habitual si unimos "sol" y "fin de semana"). Muy cerca tenemos el igualmente hermoso parque de Merrion Square, donde destaca la archiconocida escultura del genial Oscar Wilde. Si os fijáis en ambos perfiles de la escultur