Buscar piso en Dublín - Guía definitiva

Puede que cuando oigas hablar de Irlanda escuches mil cosas positivas, como que hay oportunidades de trabajo, buenos salarios, un ambiente espectacular, música en directo en todas partes y una cerveza increíble.


Y sí, todo eso es cierto. No obstante el crecimiento económico del país atrae cada vez a más gente. Y los caseros, muy pillos ellos, saben que ante la escasez de vivienda (algo relativo, pues hay muchos edificios abandonados que se podrían rehabilitar) pueden permitirse subir el precio de los alquileres a un nivel desorbitado.



En efecto, ya no es tan rentable vivir en Irlanda como hace unos años. Sube el precio de la vivienda, mientras que los sueldos aumentan a un ritmo mucho menor.

Buscar piso se ha convertido por ello en toda una epopeya griega: entrevistas tipo casting con los caseros, necesidad de mostrarles referencias de trabajos anteriores, referencias de caseros anteriores, extractos bancarios... Prácticamente te piden que emigres al Tíbet y les traigas una uña del dedo gordo del pie derecho del Dalai Lama.


Es recomendable que nada más llegar a Irlanda te centres en buscar una habitación en piso compartido, porque si bien es complicado las posibilidades de encontrar alojamiento de este tipo son mucho mayores que las de buscar un apartamento completo.


<