Los deportes gaélicos: tradición centenaria (¿milenaria quizá?)

El pueblo irlandés no sólo se caracteriza por una increíble habilidad para beber cerveza o por un talento sobrenatural para la música, la literatura o el arte del 'storytelling'. También se destaca por haber sabido como pocas naciones extender su cultura y tradiciones a lo largo y ancho del planeta.


Hoy os quiero acercar algo muy ligado al pueblo irlandés y desconocido para muchísimas personas: los deportes gaélicos.

Se trata de deportes amateur que llevan practicándose en Irlanda desde tiempos inmemoriales.


Hay gente que sitúa el origen del fútbol gaélico en el siglo XVI; sobre el Hurling hay quien sitúa su origen incluso en tiempos del héroe mitológico Cú Chulainn; no obstante los deportes gaélicos como los conocemos a día de hoy toman forma en el siglo XIX, con la irrupción de la GAA (Asociación Atlética Gaélica) por Michael Cusack.


Pero, ¿Cuántos deportes gaélicos hay?


En teoría se habla de 4 de ellos (si incluimos el 'Handball' y el 'rounders'), pero vengo a hablaros de los dos más populares: el fútbol gaélico (gaelic football) y el hurling.


¿En qué consisten?


Utilicemos el rugby como base para comprender cómo se juega: imaginemos dos equipos de 15 jugadores cada uno. A cada extremo del campo se alza una gran portería en forma de 'H'. Hay dos formas de puntuar: marcando gol (la parte de abajo de la H funciona como una portería de fútbol o balonmano al uso), lo que nos otorga 3 puntos, o introduciendo la pelota por la parte superior de la H, siempre y cuando pase entre los dos palos verticales (lo que se premia con un punto). El sistema de puntuación se basa en dos cifras: primero los goles y luego los puntos para cada equipo, siendo comunes resultados del tipo: Dublín 2-12, Kilkenny 1-9

En el caso del fútbol gaélico la pelota es redonda, al estilo de una pelota de voleyball. No se puede retener entre los brazos durante más de 4 pasos, pero si se