¡¿Un elefante en medio de Temple Bar?!

Año 1681. La población de Dublín no daba crédito. ¿Qué era aquella enorme criatura? ¿De dónde procedía tan extraordinario ser?




A la altura de la actual Parliament Street, calle que da a parar al archiconocido City Hall, se encontraban los terrenos de Mr. Wilkins. Este hombre de buen linaje quería hacer negocio en su propiedad, y le pareció una gran idea traer un animal exótico a Irlanda, algo que nunca jamás se hubiera visto. De ahí que decidiera hacerse con un extraordinario ejemplar de paquidermo: un elefante.


No eran muchos los afortunados que podían permitirse ver al animal, pues Mr. Wilkins cobraba una alta tasa de ingreso al recinto para ver a la fascinante criatura. No obstante, una gran tragedia aconteció la noche de 17 de junio: un gran incendio devoró la jaula de madera donde estaba encerrado el elefante, acabando con su vida por inhalación de humo y por algunas quemaduras.


El caos era total, con el recinto lleno de curiosos que intentaban llevarse a casa trozos del paquidermo. Tras poner orden gracias a un grupo de mosqueteros y despejar la zona, Mr. Wilkins ordenó que comenzara la autopsia del primer elefante que jamás había pisado la isla de Irlanda.


Una historia que llega hasta nuestros días, pues la descripción anatómica de la criatura era extremadamente minuciosa y sirvió como referencia en numerosos textos durante casi 300 años.


No dispuesto a dejar de hacer negocio, Mr. Wilkins siguió mostrando el esqueleto del animal y varias partes del mismo, como la trompa o...la otra trompa (el pene).


Sin duda, un relato interesante y distinto, ¿Verdad?


¿Y tú? ¿Conocías esta historia?


Instagram: @paseandoporirlanda

Facebook: www.facebook.com/alvarotourguide

Web: www.paseandoporirlanda.com

Twitter: @paseandoporeire

Mail: paseandoporirlanda@gmail.com



Featured Posts